jueves, 15 de agosto de 2019

Apellido y linaje (XXIX). Los CADENA – LA CADENA


Conjunto heráldico con el escudo de los Cadena, en Fiscal
A finales del siglo XV los Cadena estaban asentados en diversas localidades del valle de Broto: Ayerbe de Broto, Broto, Oto y Torla. En el último tercio del siglo XVI se documenta el notario García La Cadena, de Broto.

En 1626 Vicente La Cadena, de Broto, asistió en calidad de infanzón a las Cortes celebradas en Barbastro. En 1787 los Cadena de Fiscal y Fragen eran considerados hidalgos. Francisco Cadena, de Fiscal, justificaba su nobleza en la firma de infanzonía ganada el año 1578 por parte de Antón Cadena, vecino de Asín de Broto.

En la actualidad hay piedras armeras de los Cadena en dos casas: Cadena de Fiscal y Arnal de Fragen. También la hubo en una casa de Buesa.

Más información en el libro “Nobiliario de Sobrarbe”.

miércoles, 14 de agosto de 2019

Apellido y linaje (XXVIII). Los CABRERO - CRABERO


Conjunto heráldico con el escudo de los Cabrero de Clamosa
 
En el año 1555 había en Abizanda tres cabezas de familia apellidados Crabero: Joan Crabero, de la aldea de Solanilla; Joan Crabero, el alcalde, y Joan Crabero de Lo Sarrato. Desde Abizanda los Crabero se expandieron hacia otras localidades, destacando la rama de Clamosa, desde 1652.

En el año 1696 Martín Crabero, de Clamosa, obtuvo el reconocimiento de su infanzonía por parte del concejo del lugar de Abizanda. El abuelo de Martín siempre había sido considerado infanzón en Abizanda.

Josef “Cravero”, de Palo, era infanzón en 1787, descendiente de los Crabero de Clamosa. En 1808 Josef y Joaquín Cabrero, de Clamosa, presentaron en la Real Audiencia de Aragón los documentos acreditativos de su infanzonía.

Un personaje destacado de este linaje fue el muy ilustre señor don Pablo Cabrero y Cosculluela, coronel retirado en la villa y corte de Madrid, caballero supernumerario de la Real Orden de Carlos III en 1838.

Los Cabrero de Escanilla, en dos casas distintas, tienen su origen en Clamosa. Constantino Cabrero Bestué casó en 1854 con María Coronas Arcas, de Escanilla. Joaquín Cabrero Noguero, de Clamosa, contrajo matrimonio en 1881 con Vicenta Giménez Abizanda, de Escanilla.

Más información en el libro “Nobiliario de Sobrarbe”.

 

domingo, 11 de agosto de 2019

Apellido y linaje (XXVII). Los CABRER - CRABER - CABRERA


Escudo de los Cabrer o Cabrera
 
En 1495 Antoni Craber era vecino de Bielsa.

En 1644 el concejo de Bielsa reconoció la infanzonía de los Cabrer, residentes en dicha localidad. Según este reconocimiento, cuando la villa fue de señorío temporal, los infanzones figuraban separados de los de condición, y entre los hidalgos figuraban los Cabrer. Un personaje destacado fue Antonio Cabrer, notario y familiar del Santo Oficio. Ejerció su oficio al menos entre 1614 y 1647.

Los Cabrer de Bielsa se expandieron hacia Broto, emparentando con la poderosa familia de los Villamana de Blancas, señores de Asué.

En la capilla de San Antonio en Bielsa y en la de la Piedad de Broto estaban las armas de los Cabrer; parece ser que en Broto las juntaron con las de los Villamana.

Más información en el libro “Nobiliario de Sobrarbe”.

 

viernes, 9 de agosto de 2019

Apellido y linaje (XXVI). Los BUISÁN - BUYSÁN



Escudo que hubo en Casa Jacinto de Burgasé, ahora reubicado en Sarvisé (mutilado).
“IZOLO BUISAN FILLO”. Siglo XVI.
En el año 1357 Pedro Buisán, vecino de Buisán, obtuvo salva de infanzonía. El linaje Buisán estuvo en la localidad de Buisán durante muchos siglos.

En 1495 los Buysán se documentan en diversas localidades: Asín de Broto, Broto (en dos casas), Buesa, Buisán (en cuatro casas), Burgasé, Fanlo (en cuatro casas), Nerín y Sasé. Se aprecia claramente el foco original de este apellido toponímico y su primera expansión por territorios cercanos.

En 1576 los Buisán estaban presentes en cuatro casas de Burgasé; ello nos da una idea de su fuerte implantación en este pueblo. En 1626 Domingo Buysán y Domingo Buysán, menor, residentes en Burgasé, asistieron en calidad de infanzones a las Cortes celebradas en Barbastro. En 1701 Miguel Buysán, labrador residente en Fiscal, era infanzón.

Pedro Buysán, de la localidad de Buisán, casó en 1718 con Catalina Sanz de Fanlo, de Fanlo. Residieron en Fanlo, Casa del Señor. En 1737 Pedro Buisán, señor territorial de Ballarín, residente en Fanlo, era infanzón. También lo era Juan Francisco Buisán, que vivía en Buisán.

Hubo una destacada rama de los Buisán en Broto, con casal de origen en Buisán.

Más información en el libro “Nobiliario de Sobrarbe”.

domingo, 28 de julio de 2019

Apellido y linaje (XXV). Los BUIL – BOIL – BUYL – BOYL


 
El apellido Boil o Buil es uno de los que están más extendidos por Sobrarbe, de origen toponímico. Ya en época medieval tuvieron el reconocimiento de infanzones Ferrer de Boyl (1279) y Miguel de Boyl (1305), residentes en Buil. Anteriormente, presuntamente en 1114, el rey D. Alfonso concedió a D. Pedro Buil, residente en  Arasanz, el derecho de ser libre, franco e inmune, de los bienes que poseía en Arasanz y Boltaña, heredados de su familia.
En 1495 los Boyl o Buyl estaban muy extendidos por todo Aragón. En Sobrarbe había representantes en Aínsa, Gistaín, Bruis, Araguás, Coscojuela de Sobrarbe, Charo, Las Bellostas, Muro de Roda, Olsón, Sarsa de Surta, Sieste, Urriales,… y Arasanz. Es tarea imposible tratar de establecer relación entre todas las ramas.
En 1623 Cosme Buil, de Sarsa de Surta, obtuvo firma titular de infanzonía. En 1626 eran infanzones Martín Boil, de Arasanz; Antón Boil, de Mondot (decisoria de su padre), y Gabriel Boil, de Mondot, hermano del anterior.
En 1695, Ignacio Buil, infanzón domiciliado en el lugar de Camporrotuno, barrio de Castejón de Sobrarbe, decidió probar su infanzonía ante el magnífico señor Thomas Salas, justicia y juez ordinario de la villa de Aínsa. Para ello aportó diversos documentos que nos permiten ver parte de la evolución histórica del linaje. El casal de origen estaba en la localidad de Arasanz, de donde dimanó a Mondot en el año 1610. Desde Mondot llegó a Camporrotuno, y desde Camporrotuno a Coscojuela de Sobrarbe.
En los años 1733-1737 tenían la consideración de infanzones, entre otros: Vicente Boil vecino de Betorz; Juan Buil, de Aínsa; Domingo y Vicente Boil residentes en San Vicente y Labuerda; Pedro Boil vecino de Buil, y Pedro Boil, de Erípol.
En 1787 constan como infanzones los Boil o Buil residentes en Guaso, Abizanda, Bárcabo, Betorz, Coscojuela, Erípol, San Vicente de Labuerda, Lecina, Morillo de Monclús (alegaron título concedido por el rey Alfonso), Los Molinos, Toledo, Gerbe...
Los Buil de Clamosa, infanzones a principios del siglo XIX, eran descendientes de los Buil de Salinas de Trillo, originarios del lugar de Aluján.
Los Buil de Pozán de Vero, Alquézar y Castejón de Monegros tenían su origen en Urriales, barrio de Buil.
Hubo piedras armeras en diversas casas: Buil de Betorz, Broto de Betorz, Otín de Lecina, Villacampa de Mondot, Molinero de Las Bellostas…

Más información en el libro “Nobiliario de Sobrarbe”.

 

sábado, 27 de julio de 2019

Apellido y linaje (XXIV). Los BUESA


 
El apellido Buesa tiene un origen toponímico. En el año 1306 Mateo Buesa, vecino de Buesa, era infanzón. En 1495 los Buesa estaban presentes en diversas localidades como Buesa, Sarvisé, Broto, Torla, Linás de Broto y Yeba.
Los Buesa se documentaron en el pueblo de Yeba durante siglos, siendo considerados infanzones. En 1787 Francisco Buesa, vecino de Yeba, afirmó ser descendiente de Domingo Buesa, infanzón en el año 1520. También Francisco Buesa, de Lecina, fue reconocido infanzón.
El ayuntamiento del Valle de Vió reconoció la infanzonía  de los Buesa de Yeba en el año 1790. En este reconocimiento se habla de la genealogía familiar, remontándose al siglo XVII.

Más información en el libro “Nobiliario de Sobrarbe”.

 

viernes, 26 de julio de 2019

Apellido y linaje (XXIII). Los BUERBA




En 1495 el apellido toponímico Buerba estaba presente en los pueblos de Escuaín (en dos casas), Puértolas y Revilla.
En 1554 Jaime de Buerba era infanzón, vecino del lugar de Escuaín.
En 1559 el ilustrísimo Dr. D. Pedro de Buerba era maestro en sacra teología, canónigo del monasterio de Montearagón. Posteriormente fue proveído al arzobispado de Oristán (Cerdeña). Su hermano Antón fue familiar del Santo Oficio de la Inquisición. Parece ser que ambos eran hijos de Pedro de Buerba, vecino de Puértolas.
En 1664 Miguel de Buerba, menor de días, residente en Puértolas, fue admitido en la cofradía de infanzones de San Jorge de Aínsa. En 1670 los Buerba de Zaragoza y Puértolas, con casal de origen en Escuaín, obtuvieron ejecutoria de Infanzonía en la Real Audiencia de Aragón: Manuel y Miguel de Buerba, menores, vieron reconocida su nobleza.
Los Buerba de Parzán también tenían su casal de origen en Escuaín: Miguel de Buerba y Latre, de Escuaín, contrajo matrimonio en 1656 con Catalina Solans Baquer, residiendo en Parzán.
En 1800 tuvo lugar el proceso de infanzonía de José de Buerba y Montaner, y sus dos hijos, de Parzán, contra el fiscal de S.M. y el ayuntamiento de la villa de Bielsa.
En 1787 Silvestre Buerba, de Fanlo, era infanzón. El año anterior había colocado en la fachada de su casa el escudo de armas familiar.
Los Buerba usaron escudo de armas. En la actualidad aún se conserva la piedra armera en dos casas: Rafael de Fanlo y Buerba de Parzán

Más información en el libro “Nobiliario de Sobrarbe”.

 

jueves, 25 de julio de 2019

Apellido y linaje (XXII). Los BROTO o SANZ DE BROTO


 
Los datos más antiguos, referentes a este apellido, se remontan al siglo XIV. En el año 1339 Pedro “Sancn” de Broto, habitante en la localidad de Broto, obtuvo carta de infanzonía, otorgada por el rey Pedro IV de Aragón. En 1357 Miguel “Sancii”(Sanz) era infanzón en la villa de Broto; obtuvo salva . Tanto Pedro como Miguel pudieron ser unos de los primeros representantes del linaje Sanz de Broto.
En las localidades de Guaso y Latorrecilla, desde tiempo inmemorial, estuvo asentado el linaje de los Broto o Sanz de Broto; las mismas personas, en el siglo XVI, usaron indistintamente ambas grafías, lo que demuestra que en realidad se trata del mismo apellido. En 1390 Pedro Broto vivía en Latorrecilla . En 1464 Lop de Broto residía en El Grado de Guaso.
En el último tercio del siglo XV los Broto ya habían iniciado su expansión por las provincias de Huesca y Zaragoza; existían representantes en las localidades de Guaso, Latorrecilla, Buil, Barbastro, Lascasas, Montmesa, Pina de Ebro y Quinto de Ebro. Probablemente todos tuvieron un origen común, aunque no es posible demostrarlo. Centrándonos en Sobrarbe, en el siglo XV los apellidados Broto se encontraban en los pueblos de Latorrecilla (en dos casas), Guaso (en ocho casas) y Buil (aldea de Gabardilla); desde allí se expandieron por el resto de la comarca. La gran abundancia de los Broto en Guaso en 1495 nos informa que el linaje ya llevaba tiempo en la localidad y había logrado expandirse por casas de buen nivel económico. Al estar tan extendido, la dificultad para saber los parentescos entre ellos es insalvable. Todos ellos aseguraban tener el mismo origen y afirmaban que se trataban como parientes, si bien no aportaban documentos que corroboraran sus afirmaciones.
En 1550 tuvo lugar un “acto público de libración y encomendación de privilegio de infançonía con obligaciones”, en favor de Johan de Broto, vecino de Latorrecilla. A él le fue encomendada la custodia del privilegio de infanzonía de los “Sances de Broto”. Varios representantes del linaje Sanz de Broto dijeron que eran parientes e infanzones, poseyendo un privilegio de infanzonía que libraron en manos y poder del honorable Johan Sanz de Broto, habitante en Latorrocilla, con la condición de que él y los suyos hubieran de dejar el privilegio a los nombrados y sus sucesores siempre que fuese preciso.
Se generalizó el uso de la grafía Sanz de Broto en la segunda mitad del siglo XVI, después del convenio firmado en 1550. También aparece su uso a principios del siglo XVII. A partir del año 1617, tras la obtención de la firma titular de infanzonía por parte de los Broto de Latorrecilla y Guaso, se abandonó la grafía Sanz de Broto, en favor de BROTO, a secas, sin el SANZ delante.
En el Archivo Histórico provincial de Zaragoza se conservan varios procesos y ejecutorias de infanzonía de los Broto (algunas son copias), realizadas en los siglos XVII y XVIII. Hay firmas de infanzonía de los años 1617, 1625, 1661, 1666, 1682, 1694, 1728 y 1729.
En 1626 fueron habilitados como infanzones en las Cortes celebradas en Barbastro: Pedro de Broto, menor, de Betorz; Joan de Broto, alias Viturián, de Guaso; Joan Vicente, Pedro y Joan de Broto (hijo, padre y sobrino respectivamente) vecinos de Latorrecilla.
En 1737 tenían la consideración de infanzones: Pedro de Broto, de Arcusa; Joseph de Broto, de Castellazo; Juan, Úrbez, Biturián, Felipe y Joseph de Broto, de Guaso; Miguel de Broto, de Morillo de Tou; Alejandro de Broto, de Sieste; Felipe y Joseph de Broto, de Latorrecilla.
En 1787 eran infanzones: Juan y Jorge de Broto, de Boltaña; Miguel, Pablo, Bernardo y Josef de Broto, de Guaso; Josef Broto, de Labuerda; Josef de Broto, de Morillo de Tou; Pedro de Broto, de Santa María de Buil; Francisco de Broto, de Sieste; Joseph Broto, de Torrelisa; Antonio Broto, de Toledo de Lanata; y Bartolomé de Broto, de El Pueyo de Araguás.
Con el paso de los siglos los Broto se fueron expandiendo por Sobrarbe y otros territorios. Estamos ante un apellido que ha tenido un notable “éxito evolutivo”, motivado principalmente por el elevado nivel económico que alcanzaron los Broto de Guaso y Latorrecilla, foco principal y primitivo del linaje, probablemente llegados desde la villa de Broto en época medieval. Esta expansión también ha quedado reflejada en los escudos de armas.
En el siglo XVII Los Broto de Guaso presumieron con bonitas ejecutorias de infanzonía en las que figuraba su escudo de armas. Luego elaboraron piedras armeras, colocadas en la fachada de diversas casas: Pallás de Guaso, Broto de Morillo de Tou, Don Jorge de Boltaña y Broto de Latorrecilla.

Más información en el libro “Nobiliario de Sobrarbe”.

miércoles, 24 de julio de 2019

Apellido y linaje (XXI). Los BORRUEL o BORRUÉ


 
En los siglos XVI y XVII se documenta el apellido toponímico Borrué en distintos pueblos del valle de Vió: Nerín, Buerba, Vió, Buisán y Fanlo. Parece ser que Borrué derivó en Borruel.
La ejecutoria de infanzonía de los Borruel del lugar de Fanlo data del año 1701. Obtuvieron firma de infanzonía los hermanos Borruel Allué, hijos legítimos de Joan Borruel, infanzón, y de María Allué, cónyuges del lugar de Fanlo del valle de Vió. También consiguieron firma los hijos de Antonio Borruel, infanzón, natural de Fanlo y residente en la ciudad de Zaragoza. Antonio Borruel Quadrado, natural de Fanlo, fue escribano principal en Zaragoza, de una de las escribanías de la Corte del justicia mayor de Aragón.
En 1797 Francisco Borruel y Escuaín, comerciante y vecino de Valladolid, originario de Fanlo y Nerín del valle de Vió, solicitó se le reconociera su infanzonía. Ese mismo año el Dr. D. Antonio Borruel y Lope, capellán de honor de S.M., realizó pruebas de nobleza para ingresar en la Real Orden de Carlos III. Demostró documentalmente ser bisnieto de Juan Borruel Quadrado y María Allué, de Fanlo, infanzones.
En 1760 Miguel Borruel y Viu, de Fanlo, contrajo matrimonio con Isabel Allué Dueso, heredera de Casa Buisán de Fiscal. Con este enlace llegaron los Borruel a Fiscal, mandando colocar un escudo en la fachada principal. Miguel Borruel, para defender su infanzonía, alegó que era descendiente directo de Miguel Borruel, de Fanlo, el que obtuvo firma de infanzonía en 1701.
En 1788 había infanzones apellidados Borruel en distintas localidades: Fanlo, Sin, Fiscal, Torrellola de La Plana...
En la ejecutoria de infanzonía del año 1701 aparece un escudo cuartelado que sirvió de referencia para realizar distintas piedras armeras que están o estuvieron presentes en varias casas: Ruba de Fanlo, Buisán de Fiscal, Ferrero La Bañera de Fiscal, Coterón de Torruéllola de La Plana y Jacinto de Fanlo.
Los escudos de los Borruel no son iguales, variando las figuras de unos a otros. Todos tienen el mismo origen genealógico, si bien fueron experimentando modificaciones según el gusto de los propietarios y los canteros, condicionados por las modas. El sol figurado de principios del siglo XVIII acabó transformado en un busto de moro en el siglo XIX.

Más información en el libro “Nobiliario de Sobrarbe”.

 

martes, 23 de julio de 2019

Apellido y linaje (XX). Los BOLTAÑA o BOLTANYA


Piedra armera de los Boltaña o Boltanya
A Finales del siglo XV el apellido toponímico Boltanya estaba presente en las localidades de Araguás, Boltaña, Buesa, Guaso y San Juan de Plan.
Según un proceso de infanzonía realizado en 1741 a instancia de José Ventura Boltaña, vecino de Abiego, la infanzonía de los Boltaña tenía su origen en el privilegio concedido, en el siglo XIII, a Sancho López de Boltaña, soldado, habitante en el lugar de Silves.
Por documentación fiable, se sabe que en el año 1384 vivía un noble llamado Sancho López de Boltanya. En 1390 Sancho Lóppez de Boltanya residía en Jánovas, siendo rector de Silves don Pedro Lóppez de Boltanya. Ese mismo año Enego López de Boltanya era escudero, vecino de Sieste.
En 1590 el honorable Juan de Boltaña, habitante en Abiego, expuso ante el lugarteniente de justicia del concejo de Boltaña que su abuelo Bernat de Boltaña, vecino que fue de Morcat, mientras vivió fue considerado hidalgo. Miguel de Boltaña fue a vivir al lugar de Abiego. Se realizó una prueba de testigos en la que se reconocía su infanzonía.
En el Mesón de Fuebla hay una piedra armera, del siglo XVII, atribuible los Boltaña.

Más información en el libro “Nobiliario de Sobrarbe”.

 

sábado, 6 de julio de 2019

Apellido y linaje (XIX). Los BIELSA


Escudo de los Bielsa, de Zaragoza y Banastón
 
En el siglo XIV varios vecinos de las localidades de Serveto y Revilla, apellidados Bielsa, vieron reconocida su infanzonía.
En 1495 los Bielsa estaban presentes en muchas localidades aragonesas. En Sobrarbe había representantes en los pueblos de Banastón, Gistaín, Laspuña, Ligüerre de Ara, Puértolas, Serveto, Tella y Villamana.
El apellido Bielsa fue frecuente en Sobrarbe, por ejemplo en Gistaín, en el siglo XVI, hubo al menos seis casas en las que el cabeza de familia se apellidaba Bielsa, entre ellas la del Tardán.
En el siglo XV y principios del XVI, los señores territoriales de Val de Solana y Morillo de Tou se apellidaron Bielsa, residiendo en Barbastro.
En 1626 Pedro de Bielsa, de Banastón; Juan de Bielsa, de Gistaín, y Miguel de Bielsa, de Serveto, fueron habilitados como infanzones en las Cortes celebradas en Barbastro.
A mediados del siglo XVII, desde Banastón el linaje llegó a Tierrantona, al casar Miguel Bielsa con Esperanza Lafarga. También dimanó a Zaragoza, obteniendo ejecutoria de infanzonía Francisco Antonio Bielsa en 1646.
En el año 1772 Ramón, Antonio y Miguel Bielsa, de Boltaña, vieron reconocida su infanzonía; su casal de origen estaba en Señes. En 1787 Ramón y Antonio Bielsa, de Boltaña, y Vicente Bielsa, de Sin, eran infanzones.
Según el manuscrito 11441 de la Biblioteca Nacional, en la ejecutoria de infanzonía de los Bielsa de Zaragoza, del año 1646, había un escudo que era de esta manera: De oro, dos osos de sable, andantes, colocados en palo; bordura con ocho almenas de gules. Un escudo como este, o muy similar, usaron los señores de Morillo de Tou y valle de la Solana.
Hubo una gran diferencia de diseño de los escudos de los Bielsa de Boltaña y Aínsa, del siglo XVIII, respecto al escudo usado por los Bielsa de Banastón en el siglo XVII.

Más información en el libro “Nobiliario de Sobrarbe”.

sábado, 29 de junio de 2019

Apellido y linaje (XVI). Los BERGUA - VERGUA


 
Desde época medieval los Bergua estuvieron asentados en el pueblo de Bergua, en varias casas. Estamos ante un apellido toponímico.
Los Bergua llegaron a ser señores temporales de varias localidades. Veamos algunos datos:
En 1483 Fortún de Bergua era señor temporal de Jánovas. En 1484 Fortunyo de Bergua era escudero, habitante en Bergua. En 1495 los Bergua estaban presentes en diversas localidades: Bergua, Berroy, Fiscal…
En 1506 Sancho de Bergua, y García de Bergua, eran escuderos y vecinos de Bergua. También vivía en el mismo pueblo Fortunyo de Bergua, escudero, señor temporal de Espín.
En 1554 Martín de Vergua y Jánoas, domiciliado en Bergua, era señor temporal de los lugares de Jánovas, Espín y Pardina de Asué.
En Fiscal hay una piedra armera de los Bergua que primitivamente estuvo en Puente de Montañana.
Los Bergua residentes en Bergua utilizaron éste escudo: en campo de gules, tres columnas de oro; bordura de plata con ocho escuditos, cargados de cuatro palos.
Más información en el libro “Nobiliario de Sobrarbe”.
 

viernes, 31 de mayo de 2019

Apellido y linaje (XV). Los BENEDET – BENEDETES – BENEDED – BENEDÉ


Casa La Muga de Griébal, ahora en ruinas y sin la piedra armera
 
A finales del siglo XV el apellido Benedet se documenta en diversas localidades aragonesas, entre ellas varias de la comarca del Somontano.
En las postrimerías del siglo XVI los Benedet estaban presentes en pueblos como Formigales, Clamosa y Lapenilla. Los de Formigales eran considerados infanzones.
En Morillo de Monclús el linaje Benedetes o Benedet se documenta en el siglo XVII.
En 1787 Ramón Benedet, de Griébal, era tenido y reputado por infanzón en fuerza de un privilegio de infanzonía. En Casa La Muga de Griébal, sobre la puerta dovelada y biselada que daba acceso a la vivienda, hubo una piedra armera de los Benedet, realizada en el último tercio del siglo XVIII.
Más información en el libro “Nobiliario de Sobrarbe”.
http://gensobrarbe.blogspot.com/2018/11/librerias-en-las-que-se-puede-se-puede.html

miércoles, 8 de mayo de 2019

Los Puicercús o Puycercús en Boltaña


 
 
Puicercús es un apellido toponímico que tuvo muchas grafías: Poyçerqusso, Pocerq, Pozercus, Puyçercus, Puycereq, Puycercus, Puyzercus, Puycercús, Puicercus, Puicercús… Hubo una evolución a lo largo de los siglos.

La pardina de Puicercús también fue cambiando de grafía, de forma análoga al apellido. Estuvo habitada en época medieval, pasando a ser propiedad de los Broto de Casa Pallás de Guaso, quedando deshabitada hace siglos.

La familia Puicercús fue poderosa en Boltaña, emparentada con los Campo. En el siglo XIX tuvieron problemas económicos debido a que llevaban un nivel de vida alto, pagando dotes elevadas. A veces los imprevistos supusieron grandes dificultades, difíciles de solventar.

La actividad notarial de los Puicercús se fue prolongando durante siglos, era hereditaria. La presencia de clérigos en las familias destacadas también era habitual. Los Puicercús se incorporaron a la actividad política, sobre todo en el siglo XIX, ocupando altos cargos.

Más información en la revista Sobrarbe, nº17, año 2019, pp.83-97

jueves, 2 de mayo de 2019

Casa BLANCO de Puy de Cinca


 
Casa Blanco de Puy de Cinca, ahora convertida en ruinas, tuvo una dilatada historia en el tiempo. Ya existía a principios del siglo XVI, regentada por los Salinas. Luego hubo un intervalo de tiempo en el que heredaban las mujeres, lo que supuso cambios de apellido.
A finales del siglo XVI llegaron los Blanco, desde Besians; ellos le dieron gran estabilidad y prosperidad a la casa, siendo prestamistas además de agricultores.
La bonanza del siglo XVIII aportó a la casa un aspecto señorial que se fue deteriorando con el paso del tiempo. Durante el siglo XIX la crisis económica fue importante, motivada por la necesidad de vender tierras para hacer frente al pago de abultadas dotes a hermanas y hermanos del heredero. La pérdida de tierras conllevó un empobrecimiento del cual era muy complicado salir.
En el siglo XIX el heredero se apellidó Raso, desde 1817. En el siglo XX heredaron las mujeres; la casa tenía una economía de subsistencia.

La construcción del embalse de El Grado supuso la expropiación de Puy de Cinca en el año 1966. El pueblo quedó deshabitado y sometido al expolio.
Más información en la revista Sobrarbe, nº17, año 2019, pp.63-79

miércoles, 10 de abril de 2019

Revista SOBRARBE, nº17, año 2019


El sábado 27 de abril, a las 19 horas, en el salón de actos de la Casa de la Cultura de Boltaña, se presentará la revista Sobrarbe, nº17.

Revista con formato de libro, de 262 páginas.

Índice (título y autores):

·      El desarrollo de la ganadería en la alta montaña durante el Neolítico y la Edad del Bronce: el ejemplo de Coro Trasito (Tella-Sin, Huesca), Ángel Viñerta Crespo y María Saña Seguí

·      Sondeos arqueológicos en el yacimiento de Plano Lenar o Sampetrillo (Boltaña), Francisco Pérez Guil

·      Historia de casa Solanilla de Troncedo (1600-1900), Jesús Cardiel Lalueza

·      Casa Blanco de Puy de Cinca, Jesús Cardiel Lalueza

·      Los Puicercús o Puycercús en Boltaña, Jesús Cardiel Lalueza

·      Despoblados. Un paisaje roto, Fernando Biarge López

·      Red viaria. Cosas de carreteras, Fernando Biarge López

·      Mary Campo, recuerdos de la vida de una mujer avanzada, Joaquín Guerrero Campo y María Asunción Campo Oncins (Mary Campo)

·      Campanarios, campanas y toques de Sobrarbe. Propuestas de estudio y catalogación (primera fase), Joan Alepuz Chelet, Antoni Ruiz i Engra y Pau M. Sarrió Andrés