lunes, 28 de noviembre de 2011

El linaje de los MONCLÚS de Lamata.

Casa Román, antes Monclús.

La primera mención documental referente a los Monclús de Lamata data de 1458; en ese año Pedro Monclús (I) era justicia de Escanilla y Lamata. En el censo de 1495 figura Betrán de Monclús (II). Por esos años había representantes del linaje en localidades próximas: Aínsa, Arcusa, Asque, Buil, Clamosa y Salinas de Trillo. Todo apunta a que fue el desaparecido pueblo de Monclús el lugar donde se originó el linaje; desde allí comenzó la expansión, primero por los pueblos más cercanos.

En 1554 y 1566 el dueño de la casa era Joan de Monclús, propietario más destacado del pueblo; poseía más de 100 campos, por lo general de reducidas dimensiones. Junto a la casa tenía "un casal, patios, celleros, corrales y ferrienal" los cuales lindaban con casa de Pedro Miguel, vía pública y casa de Bernat Romeu. Todos sus bienes estaban valorados, a efectos de impuestos, en 3500 sueldos.

Institución de un pío legado

El 14-II-1587 Juan Balero, rector que fue de Calasanz y habitante en Lamata, fundó un pío legado; actuó como notario Antón de Naya, habitante en Castillón de Sobrarbe.

Juan Balero disponía de una pensión o renta anual de 600 sueldos que le proporcionaban varios censales. A lo largo de su vida había ido prestando dinero en forma de censal a diversas personas e instituciones; en total sumaban 12000 sueldos, una cantidad importante para aquellos tiempos.

Mosén Juan, viendo que la muerte se acercaba, decidió realizar un pío legado. Ordenó que se encargaran del cobro anual de la pensión derivada de los censos los Patrones que él nombraba: Juan de Monclús, Jayme de Monclús y Antón de Monclús, y en ausencia de éstos los descendientes más cercanos de los mismos. Juan de Monclús era vecino del lugar de Lamata, Jayme de Monclús de la villa de Graus y Antón de Monclús de La Puebla de Castro; todos ellos naturales de Lamata e hijos legítimos y naturales de una hermana del citado cura. A efectos del cobro, los años serían contados del “día de Navidad al día de Navidad del año siguiente”.



Mosén Juan dispuso que el dinero fuera a parar a las hijas de los Patrones. A cada una de ellas le correspondería el cobro de dos años, es decir 1200 sueldos jaqueses que se les daría en concepto de dote en el momento de contraer matrimonio. Si hubiera dos candidatas a la vez, se le daría primero a la de parentesco más próximo y en caso de igualdad de parentesco, a la que antes se casara. Si no hubiera descendientes mujeres de los Patrones, ni de sus casas, entonces el dinero debería recaer en otras parientes suyas en caso de haberlas y éstas sólo cobrarían 600 sueldos, no 1200.

Como se puede observar, Mosén Juan quiso que se beneficiaran del dinero que poseía sus sobrinas apellidadas Monclús, descendientes de los Monclús de Lamata.

Evolución de los Monclús

A mediados del s.XVI, Joan de Monclús (III) contrajo matrimonio con María Balero, hermana del cura citado. De este matrimonio hubo tres hijos: Joan, Jayme y Antón. Joan de Monclús Balero (IV) fue el heredero y contrajo matrimonio en 1582 con Catalina Pallás. Su hermano Jayme casó en 1583 con Magdalena Benasque, heredera de una casa importante de Graus. Su otro Hermano, Antón, contrajo matrimonio y fue a vivir a la puebla de Castro, si bien no tuvo descendencia.

Joan de Monclús y Pallás (V), el heredero, casó en 1609 con Gracia Olibar. Su hijo Joan de Monclús y Olibar (VI) contrajo matrimonio en 1629 con Ana Castán y en segundas nupcias con Isabel Cosculluela Domper, de casa Cosculluela de Lamata, año 1637. Jusepe Monclús y Cosculluela (VII) contrajo matrimonio en 1660 con Esperaza Boil. Joan de Monclús y Boil (VIII) casó con María Plana en 1692.

En el primer tercio del siglo XVIII contrajo matrimonio Tomás Monclús (IX) con Mariana Domper, de Erípol. El hijo de ambos, Juan Monclús Domper (X) casó en 1751 con María Latorre La Plana, de casa Latorre de Clamosa. Su hermana María contrajo matrimonio ese mismo año con Francisco Latorre, de Clamosa (hicieron a cambios).

El año 1772 fue nombrada heredera una mujer, Teresa Monclús Latorre (XI) la cual contrajo matrimonio con Joaquín Román López, nacido en casa Román de Abizanda. De esta manera llegaban los Román que acabaron dando nombre a la casa que habían regentado los Monclús durante más de 300 años.

Teresa Monclús, la heredera, tenía un hermano que se llamaba Juan el cual finalizó sus días en la casa paterna. La pregunta que surge es porqué éste no fue nombrado heredero, habida cuenta de la tradición multisecular existente. La primera respuesta que uno se plantea es la posibilidad de que Juan tuviera alguna discapacidad importante. Creo que la razón final estriba en que la casa comenzaba a tener problemas económicos y para solventarlos se decidió hacer heredera a una mujer puesto que los hombres que venían de fuera pagaban dotes importantes. En aquellos momentos casa Román de Abizanda tenía una economía saneada e incluso eran prestamistas. En Sobrarbe era habitual que si una casa pasaba apuros económicos heredara una mujer.


Infanzonía

Los Monclús ocuparon durante muchos años cargos relevantes en el concejo de Escanilla y Lamata, tales como alcalde y justicia. Juan de Monclús asistió a las Cortes de Barbastro de 1626 en calidad de infanzón. En 1733 y 1737 Tomás Monclús figuraba como infanzón en el catastro de la contribución.

Origen, distribución y significado del apellido

Parece ser que los Monclús de la provincia de Huesca tienen su origen en el pueblo deshabitado de Monclús, que llegó a ser el centro político y económico de Sobrarbe en época medieval. Hay otras ramas del apellido localizadas en varias provincias que deben tener su origen en diversos nombres de lugar. En Cataluña está el Castillo de Montclús, o Monclús, que data de los siglos XI-XII y se ubica en el Parque Natural del Montseny, provincia de Barcelona; por allí hay un pueblo denominado Fogars de Montclús. En la provincia de Lérida hay una sierra denominada Montclús. También en Francia existe un pueblo llamado Montclús.

En la actualidad es un apellido poco frecuente. En España hay cerca de 1.500 personas que llevan como primer apellido Monclús. En función de la distribución, todo apunta a que primitivamente hubo al menos tres ramas distintas que se ubicaron en las provincias de Huesca, Lérida y Barcelona. Desde allí se expandieron por el NE peninsular. En la actualidad los Monclús se concentran principalmente en las provincias de Barcelona, Huesca, Tarragona, Zaragoza y Lérida. En el resto de las provincias la presencia es mínima.

El significado de la palabra Monclús, o Montclús, parece claro: “monte cerrado”. También podría ser sinónimo de monte amurallado. En el caso de Monclús de Mediano los dos significados encajan puesto que el pueblo se hallaba en un pequeño llano de difícil acceso, “monte cerrado”, rodeado por un tozal, dos profundos barrancos (uno al norte y otro al sur) y el río Cinca al oeste. En Monclús hubo un importante castillo en la cima de un cerro escarpado, de ahí que el nombre de la localidad pudiera significar “monte fortificado”.

Resumen

Los Monclús de Lamata tuvieron la consideración de infanzones. Fueron una familia acomodada que regentaron “casa Román” durante más de 300 años, desapareciendo a finales del siglo XVIII, posiblemente debido a una crisis económica puntual.

2 comentarios:

Carlos Monclús dijo...

Gracias por esta información tan interesante para los apellidados Monclús.
Mi aportación es que he localizado un Guiralt de Monclús como Comendador Sanjuanista de Aliaga (Teruel) s.XIII, y,por otro lado parece que hubo alguna relación entre la baronía de Monclús y la desaparecida Orden de San Jorge de Alfama.

Juan Monclús dijo...

Soy Juan Monclús, hijo de Juan Monclús.V dado que somos pocos, y pocos que realmente sean en linea directa deciros que somos de un nobleza indómita, y que al igual que nuestros antepasados hicieron grande nuestro apellido tenemos que hacer honor para que tal legado no se pierda en el tiempo. Mi padre falleció siendo yo un niño pero habiendo-me contado cuanto les contaron sus padres, nacido en el seno de una familia de alta burguesa catalana, se licencio en medicina, a fin de seguir impartiendo ayuda a aquellos que no les era otorgada,de tal modo un servidor tiene claro el principio que a regido a nuestra estirpe a lo largo del tiempo,ayudar al mas necesitado, con sensatez y dignidad.