miércoles, 14 de agosto de 2013

Origen e infanzonía del apellido Broto


La primera mención que he encontrado referente a este apellido es del año 1339: PETRUM SANCN DE BROTO, habitante en la localidad de Broto, obtuvo carta de infanzonía, otorgada por el Rey Pedro IV de Aragón. El documento original es un pergamino, escrito en latín, que se conserva en el Archivo Histórico Provincial de Huesca, procedente de casa Pallás de Guaso. Los  genealogistas han traducido Petrum Sancn de Broto como Pedro Sancho de Broto, aunque creo que también se puede traducir como Pedro Sanz de Broto.

La segunda mención del apellido Broto es del año 1464 y hace referencia a Lop de Broto, vecino de El Grado de Guaso. Desconozco cómo evolucionó el apellido entre 1339 y 1464, son 125 años sin información y en consecuencia no es posible demostrar documentalmente que Lop de Broto descendiera directamente de Petrum Sancn de Broto. Eso sí, los dos documentos estaban en la misma casa.

En el último tercio del siglo XV el apellido ya había iniciado su expansión por las provincias de Huesca y Zaragoza; existían representantes en las localidades de Guaso, Latorrecilla, Buil, Barbastro, Lascasas, Montmesa, Pina de Ebro y Quinto de Ebro. Probablemente todos tuvieron un origen común, aunque no es posible demostrarlo.

Centrándonos en Sobrarbe, en el siglo XV todos los apellidados Broto se encontraban en las localidades de Latorrecilla, Guaso y Buil; desde allí se expandieron por otros pueblos.

A finales del siglo XV los Broto abundaban mucho en Guaso; al menos había ocho casas con el cabeza de familia que portaba este apellido. Ello nos informa que el linaje ya llevaba tiempo en la localidad y había logrado expandirse por casas de buen nivel económico. Al estar tan extendido, la dificultad para saber los parentescos entre ellos es insalvable puesto que hay muy poca información documental del siglo XV. Todos ellos aseguraban tener el mismo origen y afirmaban que se trataban como parientes, si bien no aportaban documentos que corroboraran sus afirmaciones.
 
En los papeles que he consultado del siglo XV, en ninguno de ellos se afirma que los Broto de Guaso y Latorrecilla fueran señores del pueblo de Guaso, tal y como dicen algunos genealogistas. Entre los años 1471 y 1487 Johan Castany, escudero y vecino de Gistaín, era señor de Guaso. En 1528 era señor de Guaso Juan Dueso, casado con Juana Urriés. Parece ser que a partir del año 1553 Guaso pasó a depender directamente del Rey.
 
En el Año 1508 Jaime de Broto compró en Latorrecilla la casa de Johaneta de Broto, la cual era hija de Sarrat de Broto y Antona Borroy.
 
LAS FIRMAS DE INFANZONÍA
 
En el Archivo Histórico provincial de Zaragoza se conservan varios procesos y ejecutorias de infanzonía de los Broto (algunas son copias), realizadas en los siglos XVII y XVIII. Hay firmas de infanzonía de los años 1617, 1625, 1661, 1666, 1682, 1694, 1728 y 1729.

 
La infanzonía más antigua es del año 1617. Diversos vecinos de Latorrecilla, Guaso (barrio de El Grado), Gabardilla de Buil, Labata y Peraltilla fueron considerados infanzones. Su origen más antiguo estaba en Latorrecilla y desde allí se habían expandido a las otras localidades (ver árbol genealógico). Parece ser que los Broto de Latorrecilla eran considerados infanzones desde tiempo inmemorial, al menos eso aseguraban ellos.

En el año 1625 obtuvieron ejecutoria de infanzonía los Broto de Pina, los cuales decían ser parientes directos con los Broto de Latorrecilla y Guaso. En el año 1661 obtuvo firma de infanzonía Miguel de Broto y Juste, de El Grado de Guaso (se apoyó en la infanzonía de 1625) y en 1666 Felipe de Broto, alias Viturián. Felipe de Broto dijo que era pariente de las otras familias Broto de Guaso, si bien no aportó documentos que lo corroboraran. Sus antepasados eran considerados infanzones desde tiempo inmemorial.

En 1682 diversos vecinos de Latorrecilla, Guaso, Plampalacios y Olsón consiguieron firma de infanzonía. Su infanzonía se basó principalmente en la de Miguel de Broto y Juste, del año 1661.

En 1694 los hermanos Broto Villacampa, residentes en El Grado de Guaso, vieron reconocida su infanzonía, alegando que su padre Juan de Broto y Fumanal era hermano por parte de padre de Miguel de Broto y Juste (infanzonía del año 1661). Uno de estos hermanos, Raimundo, fue a vivir a Boltaña y se le confirmó su infanzonía el año 1729. En 1728 los Broto de Latorrecilla vieron consolidada su infanzonía, se apoyaron en la firma del año 1682.


Algunos infanzones de Sobrarbe apellidados Broto

 
 
Con el paso de los siglos los Broto se fueron expandiendo por Sobrarbe y otros territorios. Estamos ante un apellido que ha tenido un notable “éxito evolutivo”, motivado principalmente por el elevado nivel económico que alcanzaron los Broto de Guaso y Latorrecilla, foco principal y primitivo del linaje (probablemente llegados desde la villa de Broto en época medieval). Antiguamente, en la celebración de matrimonios, primaba más la economía que el amor.

CASAS DE LOS BROTO EN GUASO

Casa Pallás de Guaso
 
Está ubicada en el barrio de El Grado. Es una casa muy voluminosa, de las más grandes de Sobrarbe, presentando múltiples ampliaciones y reformas. Portada en arco de medio punto, de grandes dovelas molduradas. Hay un pequeño matacán para defender la entrada. Se conserva una capilla y restos de dos torres. Escudo del s.XVII. Bajos abovedados. Conjunto de elevado interés arquitectónico, en precario estado de conservación.
 
Tradicionalmente, a esta casa se le ha asignado el origen del apellido Broto en Guaso y alrededores, si bien no se puede asegurar que así sea. En la primera mitad del siglo XVI sus propietarios se apellidaban Sanz de Broto, aunque en muchos documentos son identificados como “de Broto”, sin el Sanz delante. En una dispensa matrimonial del año 1584 María Sanz de Broto también es llamada María de Broto, aparece de las dos maneras.
 
En los siglos XVI y XVII la casa era bastante poderosa. Llegaron a ser señores de dos aldeas, y varios hijos de la casa alcanzaron cargos universitarios en Huesca. Diversos clérigos y juristas nacieron en la actual casa Pallás. Estaban emparentados con casas de alto nivel económico, como los Villacampa de Laguarta.


El barrio de Bestreguí y Felipe de Broto, alias Viturián de Faxoliallas.

 

El barrio de Bestreguí, perteneciente a Guaso, es un conjunto arquitectónico que en la actualidad está conformado por varias viviendas, si bien antiguamente debió ser una gran casa que más tarde fue dividida. El nombre de Bestreguí es un derivado del apellido Berastegui, presente en Guaso en el siglo XVIII. Anteriormente la casa perteneció a los Broto, probablemente a los Broto alias Viturián del barrio de Faxoliallas. He llegado a esta conclusión a partir de las piedras que se conservan en forma de dintel en varios vanos de este edificio. La parte más antigua del conjunto arquitectónico es la que está mejor construida, con materiales de mayor calidad. En una piedra se lee: AÑO 1670 BROTO REX, que nos informa que su propietario se apellidaba Broto y era poderoso, con la autoestima por las nubes.
 
 
Otra piedra nos da detalles del dueño: PH BTO CMS DEL STO OFF, que viene a significar: PHILIPE (Felipe) BROTO, COMISARIO DEL SANTO OFICIO. En la misma piedra aparece la cruz de Calatrava o de la "Santa Inquisición" en posición central.
 
Felipe de Broto obtuvo ejecutoria de infanzonía el año 1666, una ejecutoria muy artística y adornada.
 
Los Broto de casa Viturián vivían en el barrio de Faxoliallas. Estaban emparentados con los Clemente de Bestué, los La Cambra de Camporrotuno, los Sesé de Arinzué,  etc., casas de la “alta sociedad sobrarbesa”.
 
En el pavimento del pórtico de la iglesia hay varias losas sepulcrales, algunas pertenecientes a los “de Viturián”. En una se lee: ESTA ES LA SEPULTURA DE PEDRO DE BROTO, ALIAS VICTORIÁN. MURIÓ A 4 DE ABRIL DE 1609.
 

Casa Juan Broto, en el barrio del Arrabal, Guaso


Se trata de una casa de grandes dimensiones que conserva una bella fachada del siglo XVI, último tercio. Portada en arco de medio punto (grandes dovelas) moldurado con un sogueado. En la falsa, defendiendo la puerta de entrada, se encuentra un matacán sobre tres ménsulas. Lo más interesante es una ventana que se halla centrada en la fachada, muy buen trabajo de cantería, de alto nivel artístico, de las mejores ventanas de Sobrarbe. De momento desconozco la genealogía de esta casa.

ESCUDOS DEL APELLIDO BROTO

En el manuscrito nº 5787, del siglo XVII, conservado en la Biblioteca Nacional, se habla de escudos de armas, linajes y apellidos. En él hay dos escudos del apellido Broto,  dibujados rústicamente y acompañados de un pequeño texto en el que se indica su propietario, dando algunos datos del linaje. Se trata de los escudos de Miguel de Broto y Felipe de Broto, ambos de Guaso:
Escudo de Miguel de Broto y Juste, vecino de El Grado de Guaso, año 1661 (actual casa Pallás)
En campo de oro, un árbol por arriba destroncado y una paxarica  parda, con una flecha de argent (plata) con su punta cerca del pie de la paxarica.
Escudo de Phelipe de Broto y Rins, alias de Viturián, vecino de Guaso, año 1666
En campo de oro, roble desgajado, y sobre él una saeta de plata y una páxara mirándola.
Los escudos de Miguel y Felipe de Broto eran muy similares, con las mismas figuras. En terminología heráldica la descripción sería: En campo de oro, roble al natural y arrancado (mostrando sus raíces), tronchado, surmontado a diestra de flecha empenada, de plata, dispuesta en banda y apuntando al árbol; y sumado el árbol, a siniestra, de pájaro “pardo” en su rama desgajada. La flecha de plata contraviene la normativa heráldica, no se puede colocar metal sobre metal; habría que perfilarla para mantener el metal. El pájaro tampoco puede ser pardo, habría que elegir un color apropiado a la normativa como puede ser el sable (negro).
Escudo de los Broto en casa Pallás de Guaso, siglo XVII
 

Conjunto heráldico realizado sobre piedra caliza. Escudo cuadrilongo de base redondeada, con el campo ocupado por un árbol arrancado y tronchado, surmontado de flecha empenada  y pájaro perchado, apuntando la flecha al pie del pájaro  y dispuesta en banda. Bordura con inscripción: BROTO. FRUSTRATA NON DESINAM. Timbre de hidalguía empenachado y lambrequines de cueros recortados.
 
Escudo de los Broto en la iglesia de Guaso, capilla de los Broto (actual casa Pallás), siglo XVII
 

Conjunto heráldico realizado sobre yeso; por erosión ha perdido la policromía original. Escudo cuadrilongo de base redondeada, con el campo ocupado por un árbol arrancado y tronchado, sumado de flecha empenada (dispuesta en banda y hacia abajo)  y pájaro con alas desplegadas posado sobre el camal roto. Timbre de hidalguía empenachado y lambrequines de cueros recortados.
 
La capilla de los Broto la mandó construir Juan de Broto y Fumanal, señor de San Lorenzo y Espierlo, el cual vivió en el siglo XVII, en Guaso, barrio de El Grado.
 

Escudo de los Broto y Mur, en casa Don Jorge de Boltaña, siglo XVIII
 

Conjunto heráldico realizado sobre arenisca calcárea. Escudo cuadrilongo, de base ligeramente apuntada. Es partido, 1º árbol arrancado sumado a siniestra de un pájaro con las alas elevadas, el cual está acompañado, a diestra, de una flecha empenada ligeramente inclinada y que apunta a sus pies; 2º muro mazonado, terminado en dos almenas, una en cada extremo, sumado de busto humano con los brazos levantados. Bordura con inscripción: BROTO DE MUR. FRUSTRATA NON DESINAM. Timbre de hidalguía empenachado y adornos.
 
Escudo de los Broto y Mur, en casa Broto de Latorrecilla, siglo XVIII
 
Conjunto heráldico realizado sobre piedra caliza, bastante rústico. Escudo con cabecera bicóncava y base redondeada, partido, 1º árbol arrancado sumado de ave con alas levantadas, acompañada a diestra de flecha dispuesta en barra y apuntando a su cuello; 2º muro mazonado, perforado por una puerta (incorrección heráldica) y terminado en dos almenas, una en cada extremo; muro sumado de cabeza humana. Timbre de hidalguía empenachado  y adornos. Inscripción en la parte inferior de conjunto heráldico: BROTO. FRUSTATA NON DESINAM.
 
En la segunda mitad del siglo XVIII se documenta Jorge Thomás de Broto y Mur, notario, habitante en el lugar de Latorrecilla.
 
CONSIDERACIÓN FINAL

La investigación de apellido Broto resulta muy compleja puesto que hay múltiples ramas. El presente estudio es una aproximación al tema, una visión general del origen y evolución de los Broto, susceptible de ser ampliada y mejorada en el futuro, cuando vaya apareciendo nueva documentación en diferentes archivos.  

No hay comentarios: